Sin categoría

Dormir (6/1/22)

Al final del día
en ese pequeño espacio de silencio
justo después de acallar al mundo
y cuando estoy a la puerta del sueño
allí es cuando llegás vos

El último pensamiento de cada día
aunque no hayás aparecido ni por un segundo
aquel último respiro siempre es por vos

Íntimo, silente e infinito

Solo vos
Sin etiquetas, razones o adjetivos

Nunca abandono el día
sin que seas vos quien me guíe al más allá
Estándar
Sin categoría

Frase prohibida (1/1/22)

Me dejás uno de tus "te amo"
como migajas en medio de la inanición
y te vas sonriente

¿Qué hago yo, en tu ausencia
con esas palabras vacías?

"Te amo", decís
"pero me tengo que ir", asegurás
mientras desaparecés de mi vida
por siempre

No me des consuelos
que solo alimentan tu conciencia
y no volvás a repetir esa frase
si nunca supiste lo que quería decir
Estándar
Sin categoría

Virginia (8 de setiembre)

Rojo de atardecer 
Negro de medianoche
Cobrizo de mar
Luz del sol

Ningún color te era ajeno
y ninguno de ellos se te acercó

Despuntabas al alba
sueños y leyendas
muchas veces impensadas
y otras imposibles

Alimentabas el deseo fervoroso
que tenía de ser más de lo que fui
y contabas constelaciones en mi frente
mientras yo huía lejos de aquí

Siempre me amaste por lo que pude
y no por lo que soy

Siempre te amé por lo que debía
y no por lo que sos

Y antes que todo
antes incluso de esta muerte que nos tocó vivir
te amé con la vida
con esa que tal vez un día
nos haga coincidir

Otro día
Estándar
Sin categoría

Katherine (7 de setiembre)

El sol se colaba por tu ventana
y dibujaba sobre tu espalda desnuda
formas inteleglibles y abstractas
haciéndote iridiscente con cada parpadeo

Y yo te adoraba en silencio

A veces eras como un pajarillo
que echaba a volar cuando me acercaba
otras eras un pavo real
mostrando tu plumaje para nada más
que recibir mi completa admiración

Cuántas veces retozamos en la hierba
y tus cabellos acababan confundidos con mis dedos

Cuántas veces hicimos de tu cuarto
un refugio al llanto y las necesidades

Hasta que un día, volaste
como ambos advertimos
como ambos sospechamos

El sol que me encuentra en tu banca
vibra, me llena y me sacude
y me pregunta por tu espalda desnuda
y la ausencia de nuevos lienzos
al atardercer
Estándar
Sin categoría

Sonia (6 de setiembre)

Me detengo en el mismo punto
donde nuestro primer beso sucedió
y veo como todo se vuelve sepia y cansado
bajo el peso de mis memorias

Extraño aquel día
en el que fuimos aquello que juramos ser
y aun siento tus manos correr por mi espalda
buscando los labios que siempre fueron tuyos

Nunca te dije, tal vez
que eras mi primer verdadero amor
y que la luz de tus grandes ojos fijos
me traían la poesía que nunca más leería

El tiempo pasó
implacable y frío
y nuestros caminos se separaron
entre inviernos y lloviznas

Ya no te extraño y ya no te quiero
pero cuánto te añoraba y cuánto te amé
desde el encuentro en Cracovia
hasta nuestra despedida en Turín

Hoy no sé dónde estarás
o quién habrás sido después de mí
lo que sé es que los minutos curan todas las heridas
incluso aquellas que se llevan
la mejor versión de mí
Estándar
Sin categoría

Patricia (5 de setiembre)

Todos tenemos desamores 
que duran más de lo que debieran
y que se quedan colgando entre los dedos
a pesar del dolor
y por acción del miedo

Nuestro adiós fue tardío
como una puesta de sol que no termina de caer
aunque todo alrededor esté oscuro
y nadie quiera seguir en pie

Nunca sabré si aquello que sentí
fue amor, alguna vez
o solo fue la ilusión de ser para alguien
algo que no fui para mí

Ni tus palabras de ácido
lograrán que olvide lo que fue
el primer amor y el primer dolor
dentro de un universo
que nunca debió ser
Estándar
Sin categoría

Pretil (4 de setiembre)

Aquí inició todo
La chispa que encendió el torrente de fuego que me cruza
la línea que marcó lo que fui y lo que seré 
Antes bullicioso, hoy en calma
como un bosque después de la tormenta

Y las hojas de recuerdos siguen cayendo
amplias y perennes
para recibirme cada vez que vuelvo

Esto es lo que soy
mi refugio angular
hacia el este del sol

Yo también vuelvo a casa
por navidad

Estándar
Sin categoría

Perder la piel (3 de setiembre)

Tu partida me envolvió en el silencio 
y nunca más volví a escribir
por miedo a derramar sobre el papel
todas las lágrimas y sangre
que tanto tiempo me guardé 


Tres veces te marchaste
y otras más volviste
como esperando encontrar alguien nuevo
en cada amanecer que nos rozaba la piel 
con el paso del tiempo

Te veía marchar 
ignorando si era mi error
o si la culpa era de vos

Me refugio en el olvido
sin fuerza para hablar
ni inspiración para escribir 
sobre mi dolor
sobre tu partida
sobre la desilusión 
sobre lo poco que sé amar

Y hoy, te vi en sueños
o en un dejavú
y entendí que te llevaste mi corazón y mis esperanzas
pero el alma mía será
y perdurará por siempre lejos de vos
en aquel rastro de sueños y líneas de sangre
que pueda escribir. 

Estándar
Sin categoría

Clarividencia (2 de setiembre)

Yo sé algo que vos ignorás
aún cuando la distancia y el tiempo
nos pone en realidades distintas

Te veo a la distancia
a través de una ventana de fragor
y veo las hojas que danzan
alrededor de tu campo

Entiendo aquello que buscás
por más que lo ocultés
por más que creás que lo ignoro.

Lo veo reflejado en tu rostro
lo dicen tus labios enmudecidos
y lo grita tu piel mojada por el viento

Me herís, incluso sin saberlo
por quererme por lo que puedo ser y no por lo que soy
por creer que alejarte por la puerta te abre cientos de ventanas
por querer que tu abrazo no me queme el alma

Lo reconozco en vos
y sé que aún lo buscás:
ese amor que no necesitás pero que tanto anhelás

Yo solo sé dar migajas

Eso es algo más que yo sé
y vos aún ignorás.

Estándar