Sin categoría

Un recuerdo

Al final
la memoria que acude
no es la de tu desnudez.
El recuerdo que tengo
no es el de tus pechos danzando
Ni pienso en tu exhalación palpitante.

A la memoria de mi alma le llega
el color dorado del sol en tu cabello
cómo se iluminaba la mitad de tu rostro
que daba a la ventana
y cómo giraban las notas de polvo
sobre tu frente.

Atesoro la electricidad de tus ojos
posados en los míos;
el rugir de tus poros
al contacto con los míos;
y la cabalgata de mi corazón
como si no fuera mío.

Pienso en tu aroma
a canela, frambuesa y vainilla.
Oigo tu risa
de golondrina, jaguar y tormenta.
Siento tu vida
de estrella, de mar y de brisa.

Al final
no pienso en lo que había
en ese momento
sino en la esencia que compartías
y que duraba
para toda una vida.

Anuncios
Estándar
Sin categoría

Chica estrella

Brillante y lejana
inalcanzable
Por más fuerte que sea el deseo
por más anhelo que se escriba en el cielo
Por más dolor que genere el recuerdo.

Éramos luceros de agosto
que nacieron un tímido abril
y tu luz se aleja dejando
sombras y una enorme
nube gris.

Yo te busco
inspeccionando cada centímetro
de manto celestial
rezándole a cada constelación
clamando todo el ciclo lunar.

Y vos te has ido
sin rastro ni estela
como estrella fugaz
que se hace sorda
al llanto contenido de mi respiración.

Aunque tu estrella eclipse
la luz del sol para mí
siempre quedará el recuerdo
de que por un momento
vos y yo
iluminamos juntos
toda una galaxia.

Estándar
Sin categoría

Chica mar

Sos el océano
y yo solo un chiquillo

Vos, profunda
imponente
soberbia
y translúcida.

Tu cabello baila como las olas
y tu voz canta como el mar;
Tu alma se impregna como la arena
y tu sonrisa resplandece como el atardecer;
Tu alegría crece como las palmeras
y tu ser es vasto como la costa.

Y aún de lejos
sé que estás ahí
con el poder del agua
en tu pluma
y la sabiduría del oleaje
en cada mirada

Estándar
Sin categoría

Chica luna

En luna nueva callás
como si quisieras absorber
cada estrella, cada aire.

En cuarto creciente cantás
como atrayendo con tu voz
todas la magia de la noche.

En luna llena reís
como si la plenitud de la luna
dependiera de la luz que emanás.

En cuarto menguante danzás
como recorriendo cada extremo
del espacio sideral.

En cada luna brillás
sentís, amás, crecés
pensás, luchás, vivís

Como si todo dependiera de vos
como si esa fuera la última noche
como si todo el bien estuviera ahí.

Y yo solo puedo contemplarte
fascinado como se ve
los cambios de la luna

Estándar
Sin categoría

Descansar

Recostarme sobre un lecho de estrellas
con la luz del sol en la espalda
y el ocaso sobre las montañas.

Dejarme llevar por la marea
de arcoiris infinitos
que proceden del acantilado.

Cerrar los ojos y sentir
el aleteo de la luciérnagas
que danzan sobre la luna.

Y al final
abrazarme a una estrella
y dejar que el cielo me trague
para llevarme al estallido
de una nueva galaxia.

Estándar
Sin categoría

Lo que se quiere, no lo que se necesita

Tenía sed
y busqué en tus lagos
el agua evaporada hace mucho.

Tuve hambre
y no hallé maíz
en tus campos marchitos.

El frío me atacó
y en tu hoguera
solo quedaban cenizas

Sentí miedo
y tus brazos eran
oscuridad y relámpagos

Cuando estuve cansado
tu pecho fue
áspero y de roca.

Para mi soledad
tus palabras fueron
tormenta y huracán.

Te seguí buscando
sabiendo que no encontraría
lo que quería y necesitaba

Pero tuve temor a perder
algo ido hace mucho.

Estándar
Sin categoría

Lo opuesto al amor

Ojos vacíos
mente viajera
cuerpo bilocado.

Te entregué mis debilidades
como la lluvia se entrega a la tierra
quedando desnudo y vulnerable.

Tu voz como sal en mis heridas
tu cuerpo como navajas para mi alma
tu mirada como hielo en mi espalda.

Mis palabras fueron mosquitos en tus manos
mi historia, fruto amargo en tu boca
la indiferencia, sol de desierto sobre mi cabeza.

Prefiero quedarme con tu recuerdo
con mi ilusión inexistente
que con tu yo real.

Lo opuesto del amor es la indiferencia.

Estándar