Sin categoría

Pesares

A pesar del silencio
tus palabras siguen impregnando
cada sueño, cada noche.

Aún en la distancia
se siente el calor
de tu piel de arena.

Por más oscuros que sean tus ojos
siguen siendo los dos soles
que iluminan, que guían
que brillan.

En medio de la ausencia
tus letras son pan, sal y agua;
son abrazo, soporte y risa.

Y aunque la memoria se nubla
aún resuena la melodía
del día en que te vi
bailar por primera vez.

A pesar de tanto olvido
seguís dándome vida

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s