Sin categoría

Chica luna

En luna nueva callás
como si quisieras absorber
cada estrella, cada aire.

En cuarto creciente cantás
como atrayendo con tu voz
todas la magia de la noche.

En luna llena reís
como si la plenitud de la luna
dependiera de la luz que emanás.

En cuanto menguante danzás
como recorriendo cada extremo
del espacio sideral.

En cada luna brillás
sentís, amás, crecés
pensás, luchás, vivís

Como si todo dependiera de vos
como si esa fuera la última noche
como si todo el bien estuviera ahí.

Y yo solo puedo contemplarte
fascinado como se ve
los cambios de la luna

Anuncios
Estándar
Sin categoría

Recordé

Hoy recordé tu pelo
negro como si fuera
el cielo nocturno.

Recordé tu risa
sonora como si fuera
el romper de las olas.

Tu voz
melodiosa
como los acordes de una guitarra.

Recordé tu cabeza
sostenida en mi regazo
cuando vos contabas estrellas
y yo contaba tus lunares.

Y recordé que
en el último día
vos fuiste alas
y yo raíces.

Estándar
Sin categoría

Vos, poesía

Porque hablás de tus pasiones
con los ojos brillantes de las perseidas
sos poesía.

Cuando luchás contra las injusticias
con la fuerza del viento y la marea
sos poesía.

Porque ayudás a quiénes podés
con la firmeza de la tierra
sos poesía.

Cuando cambiás si querés
con el esplendor de la luna
sos poesía.

Porque te mantenés firme
con raíces de un roble
sos poesía.

Porque sabés que no hay nadie
que te diga qué sos
que insinúe qué no sos
que te diga dónde ir
o lo que tenés que hacer

Porque sabés que los versos que valen
son los que construís con tu risa
y que el límite de tus sueños
es el final de la Vía Láctea.

Porque mirás con el cielo
abrazas con el trueno
respirás marejadas
y vivís como el viento.

Fuiste verso
serás rima
y sos poesía.

Estándar
Sin categoría

Un día

Amanece
a través de los cristales de tus ojos;
con la luz de la Pampa
sembrando rayos y margaritas
por tu pelo de caoba.

Atardece
por las raíces de tus piernas
y las alas de tu espalda;
con el sol del Caribe
bailando al ritmo
de tus manos de poetisa.

Anochece
en las tierras de tus pómulos;
con la brisa del Pacífico
arrullando tu frente
serena de mar.

Y yo doy gracias
por un día más
en el que me hacés creer
y me inspirás.

Estándar
Sin categoría

Una máquina del tiempo

Daría todo por volver
Por una semana, un día o una hora.
Para asomarme por la ventana
y ver de nuevo el cuadro que me pintó.

Nada sería muy costoso
por esa explosión en los sentidos
con el frío de sus ráfagas
los sonidos de sus pisadas
y las imágenes de sus atardeceres.

Sería barato
transformar la nostalgia en realidad
y poder abrazar contra el pecho
las memorias vivas y sonrientes
del pasado anhelado.

Todo lo que soy, todo lo que tengo
Todo lo que viví, todo lo que recuerdo
Todo lo que amo, todo lo valgo
fue aquí y es suyo.

Daría lo que fuera
por volver a este hogar
al que fui antes en él.

Daría todo
por una hora
un minuto
o una nueva vida

Estándar
Sin categoría

Pesares

A pesar del silencio
tus palabras siguen impregnando
cada sueño, cada noche.

Aún en la distancia
se siente el calor
de tu piel de arena.

Por más oscuros que sean tus ojos
siguen siendo los dos soles
que iluminan, que guían
que brillan.

En medio de la ausencia
tus letras son pan, sal y agua;
son abrazo, soporte y risa.

Y aunque la memoria se nubla
aún resuena la melodía
del día en que te vi
bailar por primera vez.

A pesar de tanto olvido
seguís dándome vida

Estándar
Sin categoría

Vivir

No estoy muerto
Aún el sol me hace cosquillas
por más que la piel esté reseca.

En mi pecho retumba
un corazón que quiere más
que vivir destrozado para siempre.

De mis entrañas sigue floreciendo
los deseos de caminar
pese a la cadenas que arrastro.

Aunque me siento seco y polvoroso
vacío y sin espacio
todavía queda un soplo de vida.

Y saber que aún no estoy muerto
es lo que me mantiene con vida

Estándar